BLOG FINANCIERO y JURÍDICO

Clausulas abusivas, quiebras de empresas y familia, ley segunda oportunidad, Dación en Pago, Embargos, Hipotecas …

Home » Cancelar las deudas: la Refinanciación

Cancelar las deudas: la Refinanciación

refinanciación de deudas

Existe la posibilidad de cancelar las deudas que se habían contraído con entidades financieras mediante la refinanciación de deudas.

Con este mecanismo, se da la posibilidad, por ejemplo, de volver a contratar nuevos préstamos o créditos que mejoren las condiciones de las deudas que se han procedido a cancelar.

El utilizar este tipo de operaciones, es realmente efectivo cuando el particular que ha contratado un préstamo, no es capaz de pagar las cuotas que debe satisfacer, y si no busca soluciones de financiación, el banco o entidad financiera podría optar por un proceso ejecutivo y como consecuencia, el embargo de bienes contra el moroso.

Cuando se produce una imposibilidad de pago, se puede negociar con la entidad financiera, de modo que se vuelva a conceder otro préstamo, con un tipo de interés menor, o con un plan de pago que pueda interesar más al cliente, cancelando el préstamo anterior.

Normalmente, las entidades en estos casos, dan la posibilidad de que se realice un plan de pago que pueda beneficiar al cliente, que pueda ayudarle a satisfacer la deuda, un nuevo préstamo con una vida “más larga” pero con una cuota inferior.

De esta manera, se puede utilizar la operación en los préstamos que se habían contratado con una tasa de interés muy superior a la que correspondería a la reunificación, por lo que podría interesar al cliente negociar las condiciones con su banco y pagar un tipo de interés inferior.

Ventajas e inconvenientes

Esta operación financiera ofrece, como principal ventaja, que el cliente, que no podía satisfacer las condiciones del préstamo inicial, puede conseguir unas mejores condiciones y poder proceder al pago de las cuotas siguientes.

No obstante, uno de los principales inconvenientes, es que, para proceder a una refinanciación, primero hay que cancelar las deudas pendientes y ello normalmente conlleva determinadas comisiones que ya  se habían pactado en el momento de contratar la deuda.

El cliente deberá comprobar que los gastos que deberá satisfacer para cancelar la deuda principal son inferiores o superiores a los gastos que va a conllevar la contratación del nuevo préstamo.

Si los gastos a satisfacer por la contratación del nuevo préstamo  son mayores a los de la cancelación, puede no interesarle proceder a la reunificación de deudas.

Hablemos de tu caso concreto, disponemos de oficinas en Toda España. Teléfono de centralita: 687 456 237 – 902 100 399

 

refinanciar las deudas

¿Contenido interesante? ¡Vota!

  ¿Te ha resultado interesante? ¡Comparte!
5

Name of author

Avatar

Name: Jaime

Suscríbete y recibe las actualizaciones del blog en tu email.
¡OK, suscríbeme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons