BLOG FINANCIERO y JURÍDICO

Clausulas abusivas, quiebras de empresas y familia, ley segunda oportunidad, Dación en Pago, Embargos, Hipotecas …

Home » Cláusula Avalista es Nula por Abusiva.

Cláusula Avalista es Nula por Abusiva.

Ser avalista es abusivo

Cláusula Avalista es Nula por Abusiva.

Las cláusulas de un préstamo hipotecario que no se expliquen con claridad, pueden ser consideradas nulas, y las entidades financieras son las que deben demostrar que informaron al cliente en la obligatoria oferta vinculante y posteriormente ante el Notario.
Es increíble, pero muchas veces el Notario no leía las escrituras con la claridad que necesita el cliente para entenderla y ni mucho menos explicaba al cliente qué estaba firmando al ser Avalista y renunciar incluso a sus derechos.

Pongamos el ejemplo de la mayoría de los padres, futuros avalistas, que acababan firmado como co-titulares o como avalistas, pero renunciando a sus derechos y apareciendo en el mismo cargo que el deudor principal.

Ya hay sentencias que condenan a Entidades Financieras y Notarios por estos abusos a los avalistas.

Una sentencia pionera impide que la Entidad Financiera se dirija inicialmente contra el avalista, obligando a la entidad financiera a ejecutar primero la hipoteca del titular.

Todos los días se firman operaciones en España que pueden ser consideradas Nulas por Abusivas, por no haber explicado a los firmantes con claridad qué estaban firmando.

Y luego, en el caso de los avalistas, van a perderlo todo si no defienden sus derechos con abogados especializados.

Operación habitual de Cláusula Avalista:
Un matrimonio avala a su hija para la compra de su piso.
La escritura hipotecaria que firmaron ante Notario les obligaba a renunciar a sus derechos como fiadores, de la que no fueron informados debidamente. (Lo que quiere decir que al renunciar a sus derechos, pueden ir indistintamente contra los bienes de la hija o contra todos los bienes de los padres, como decida el banco, y esta renuncia de tus derechos, lógicamente el juez entiende que es abusiva para el cliente, por no haberla explicado con claridad ni siquiera frente al Notario).

Lo bancos obligan en la Cláusula Avalista a renunciar a los derechos del avalista, esto es injusto y nulo por abusivo.

Si existe esta cláusula en su hipoteca, puede considerarse Nula.

Esa renuncia se refería a los “derechos de orden, excusión, división y extinción” que todo avalista tiene por Ley pero que, habitualmente, los bancos obligan a renunciar al firmar los contratos.

  • El beneficio de “excusión”, muy importante, es el que permite al avalista que su patrimonio no sea ejecutado mientras el deudor principal tenga bienes a su nombre.
  • El beneficio de “división” obliga a que, en caso de varios avalistas, la deuda reclamada se reparta de forma proporcional entre ellos.
  • El beneficio de “orden” hace referencia al orden que se debe respetar a la hora de ejecutar el patrimonio de los avalistas en caso de que estos hayan sido numerados en el contrato.
  • Por último, el derecho de “extinción”, permite que el fiador quede liberado si el deudor cambia las condiciones del contrato sin su conocimiento y autorización.

A todos estos derechos renuncian habitualmente los avalistas cada día en España, sin saberlo, y en caso de impago lo pierden todo, no permitas que el Banco se aproveche.

Reclama la Nulidad de la cláusula avalista por abusiva. 

En el ejemplo que explicamos, sucedió tristemente que la hija del matrimonio y única titular del préstamo, como sucede en España últimamente de forma cotidiana, perdió el trabajo y no pudo hacer frente al pago de la hipoteca, lo que llevó al banco a iniciar un proceso de ejecución hipotecaria, pero claro, no contra la hija, directamente contra los padres al ser más solventes.

Como la vivienda de la hija (la única titular) tenía un valor actual inferior a la deuda contraída, la entidad financiera de forma unilateral, decide ejecutar directamente la vivienda libre de cargas de los padres, que llevaban toda la vida pagando.

El Juez, tras la demanda judicial del cliente al banco, entiende que esta cláusula de renuncia a sus derechos como avalistas fue abusiva, impuesta por el banco al no haber sido ni negociada ni explicada debidamente, ya que de haberse hecho, no hubiera sido fácil que los avalistas la hubieran aceptado.

Esta cláusula hizo que el matrimonio que actuaba como avalista, se colocara en una situación de “deudor solidario”, sin obtener “ninguna prestación” a cambio de “comprometer la totalidad de su patrimonio” para responder por una “deuda ajena” y “sin percibir las contraprestaciones” del deudor principal, quien “al menos dispuso del importe del préstamo”.

La consecuencia de todo ello es la nulidad de esta cláusula, lógicamente, lo que impide a la Entidad Financiera poder ejecutar los bienes de los avalistas sin hacerlo previamente al titular de la hipoteca.

Y el avalista se libera de perder todas sus propiedades.

Esta importante sentencia puede suponer un antes y un después con respecto a las cláusulas de las entidades financieras en los avales.

Publicidad———————————————————-

Recuerda que existen abogados expertos, si tienes problemas con tu banco, que pueden ayudarte a encontrar soluciones. Cláuslas suelo, IRPH, Avalistas, Dación en Pago, Ejecuciones Hipotecarias, reclamaciones a bancos, etc…

www.creditservices-abogados.com

Toda España.- 902 020 200

Barcelona.- 93 311 11 00

Madrid.- 91 579 08 41

logo-CreditServices-investment-

¿Contenido interesante? ¡Vota!

  ¿Te ha resultado interesante? ¡Comparte!
54

Name of author

María B. - Directora de Comunicación

Name: María B. - Directora de Comunicación

Short Bio: Somos un equipo de abogados, economistas y expertos financieros, con más de 20 años de experiencia, nos cuidamos de asesorar a empresas y familias en su relación con las Entidades Financieras, tanto en la consecución de créditos como en la restructuración de los mismos y en la defensa de los clientes en el caso de abusos bancarios, paralización de embargos y contestación a demandas bancarias, judiciales y extrajudiciales.

Suscríbete y recibe las actualizaciones del blog en tu email.
¡OK, suscríbeme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons